Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Kiko Veneno. Vidas paralelas. VDLN 248

Menuda racha. La masacre de Nueva Zelanda compartida en directo —streaming para quienes se noten más cultos al emplear anglicismos— por la misma red social que te condena a una semana de arresto a poco que un pezón femenino se adivine en una imagen. El horror sin excusa de Utrecht. Los desastres aéreos que eluden la calificación de accidente para abrazar la de una culpable economía de costes. La locura de un pueblo de Valencia donde una madre asesina a sus hijos para protegerlos de los extraterrestres. Pobres críos. Más allá de las responsabilidades individuales, el mismo Estado que se muestra tan diligente cuando te confundes en la declaración de la renta o que te mete un multazo por conducir una moto sin casco —como si no fuera mía la cabeza— es el último en enterarse de una situación de dominio público entre los vecinos. Inasumible.
Y de postre, ese concurso del disparate bautizado por la prensa como precampaña electoral. Al de la Reconquista no se le ocurre mejor propuesta que rec…

Entradas más recientes

Mueran Humanos. Horas tristes. VDLN 247

Damien Saez. L'attentat. VDLN 246

The Dandy Warhols. Bohemian Like You. VDLN 245

Luis Auserón. Tus palabras. VDLN 244.

Midge Ure. Vienna. #VDLN 243

Kutxi Romero. Como quien pide tabaco. VDLN 242

David Gilmour. Wish you were here. Microrrelatos XVI. VDLN 241

Carta de amor

Fin de ejercicio. VDLN 240

Andrés Calamaro. Estadio Azteca. #VDLN 239