Philip Glass. Koyaanitqatsi. #VDLN 104


Hay películas para descansar de los ingratos oficios de padre y madre durante un par de horas y recuperar fuerzas para lo que venga. Otras nos despiertan la risa; algunas el llanto. Las más nos provocan esa indiferencia con la que pasar el rato cuando el tiempo sobra. Hay películas para los momentos duros y películas para los momentos blandos; para reflexionar, para evadirse de realidades adversas; para subir el ánimo o para contenerlo, según las apetencias del instante; también para disfrutar en casa, en un sofá tranquilo, junto a nuestra pareja o nuestr@ follamig@ predilect@, a ver si se da por aludid@ y se centra un rato en lo que interesa que al final se nos va la noche en tonterías y nos quedamos sin hablar del mileniarismo. Luego está koyaanisqatsi, la voz de la Gaia, el diálogo mudo que todo lo explica. Una sucesión de imágenes sin otra compañía que los sonidos creados por Philip Glass para  traducirnos el porqué de lo que nos pasa. Un inquietante almacén de fotogramas que resume en hora y media milenios de existencia. La herramienta perfecta para buscarnos, mientras compartimos soledades con nuestra droga predilecta; esa que en la dosis justa, ciega los sentidos e ilumina el alma. Suelo escoger pacharán artesano que uno empieza a estar para pocos trotes y si fuera otra, tampoco parecería prudente confesarlo en este espacio.



Para la mitología hopi, una tribu amerindia que habitaba en lo que hoy es el estado de Arizona, el mundo primigenio fue obra de Taiowa, dios supremo del sol. La divinidad se cabreó con el ser humano por su conducta agresiva y decidió destruir su creación. La Abuela Araña, otra deidad más compasiva, seleccionó unos pocos ejemplares de nuestra especie y los condujo hasta el mundo segundo. Se ve que volvimos a meter la pata, reiterándose el proceso hasta alcanzar el momento actual. Recluidos por el país que adora a la Estatua de la Libertad, en una subreserva dentro de la reserva Navaja, hablan una lengua uto-azteca en la que koyaanitqatsi significa vida fuera de equilibrio. El estado de este cuarto mundo en el que habitamos, desde que el hombre decidió olvidarse de su condición animal y demostrar al resto de los seres la infinita torpeza de su teórica inteligencia.



Koyaanitqatsi representa probablemente la causa de las sucesivos enojos de Taiowa. Para los hopi la vida es equilibrio, la naturaleza es equilibrio, la felicidad se halla en el equilibrio, y el título de la película con que ilustro esta entrada, expresa exactamente lo opuesto. Con producción de Coppola y dirigida en 1.982 por Godfrey Reggio, carece de diálogos porque, en palabras del autor, “nuestro lenguaje se halla en un estado de gran humillación, ya no describe el mundo en el que vivimos”. La incalificable (para bien) fotografía de Ron Fricke y la música del maestro Philip Glass, pusieron el resto. Koyaanitqatsi, la traducción al hopi de la frase que resume el pensamiento de José Luis Sampedro: “somos naturaleza, colocar al dinero como bien supremo nos conduce a la catástrofe”. 



A quienes la desconozcan, me permito sugerirles el visionado completo de la obra. A ser posible, con el volumen a toda hostia y la mente abierta para dejarse conquistar por la magia del conjunto. Anímense, exige un buen rato, pero merece la pena. Para los menos osados, dejo unos pocos enlaces con algunos de sus temas más representativos. Minimalismo musical para expresar una realidad tan obvia que precisamos vestirnos con las gafas de la estupidez para no verla. Espero que les agrade.



Feliz #VDLN, feliz semana. Salud y libertad.

Para ver las reglas y las canciones propuestas por el resto de participantes en este juego de blogs, pulse el botón.




Comentarios

  1. Pues este fin de semana la intentare ver, aunque me cuesta horrores ver una película sin dormirme y con estos sonidos, no sé yo... La música muy bonita y como siempre grandes tus palabras. Feliz VDLN!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Montse. Espero que te guste. Feliz semana.

      Eliminar
  2. Muy interesante, si señor.
    Me lo apunto para verla cuando pueda encontrar ese momento :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que llegue pronto ese momento, para ver la peli o para lo que sea. Feliz semana.

      Eliminar
  3. Leí una vez una frase de los indios hopi que venía a decir algo así:

    'Somos las personas que estábamos buscando'.

    Así que todavía queda algo de esperanza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apunto la frase. La esperanza no se pierde nunca, aunque sea a la fuerza, alguna vez cambiaremos. Feliz semana

      Eliminar
  4. Zen se queda corto, me temo. Gran texto, e imagino que la pieza está a la altura. Philip Glass seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te dije que me pilló en uno de esos momentos en que nos ponemos estupendos. Feliz semana.

      Eliminar
  5. Unos sonidos inquietantes unos, relajantes otros. No se si sera por las imágenes de los hopi, muy relacionados con temas rarunos de los que me gustan a mi... Buena Semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La combinación de sonidos e imágenes nos cambia el ánimo. Me alegro que te gusten. Feliz semana.

      Eliminar

Publicar un comentario

Lo más heterodoxo