Ramones. La chica que hablaba al arco iris. #VDLN 130.

Hacia 1.980 empecé a soñar con esta canción. Ni siquiera recuerdo con exactitud las circunstancias en que coincidí con ella. Supongo que intoxicado de algo, como todo joven que se preciase de la época. Narraba la historia de una niña perdida en su propio mundo interior, dotada de extraordinarias cualidades creativas. Fotografía, pintura, diseño... No se conocía forma de expresión artística que se le resistiera. De apariencia feliz, su mirada un tanto huida hacia el infinito, revelaba unas dosis de perpetua tristeza. Como si de algún modo habitara en la Tierra prisionera de una realidad paralela. O a la inversa, que por más que repetí la melodía en mi cabeza, nunca llegué a descifrar del todo el enigma. Ella hablaba con los pájaros, con los ángeles, con los árboles, con las abejas y hasta con los mares. Sobre todo con los mares, a los que además regalaba el género femenino. Pero casi nunca me hablaba a mí, tal vez, porque no nos resultaba necesario. Quise ayudarla, lo intenté. Pretendí sin éxito extraerla de su jaula de cristal, pero ella prefirió seguir charlando con el arco iris.



Años más tarde (1.995), Joey Ramone decidió componer al fin mi tema para adornar con él, el álbum de despedida del grupo neoyorquino. Aunque nunca alcanzó el relativo éxito comercial de los precedentes – por los designios de la mercadotecnia, los Ramones vendieron mucho más textil que vinilo , sin duda el mejor, el más sincero; el que supo añadir a la natural desobediencia del punk americano, la madurez necesaria para elevarlo hasta la cima del arte contemporáneo. Lo titularon Adiós amigos!, un rótulo que se tornó en profecía tras la prematura desaparición de los cuatro fundadores de la banda.

Aunque hacía tiempo que no lo escuchaba, confieso que aún hoy, en las noches claras, a veces imagino que Joey, Johnny, Dee Dee y Tommy, superaron al fin sus irreconciliables diferencias y se hallan tocando Blitzkrieg Bop en algún lugar perdido entre las estrellas. El que tanto apasionaba a un sueño ochentero que quizá, solo existió en mi cabeza.

The Ramones, She Talks to Rainbows, una constante existencial. Ni el más popular, ni probablemente el mejor tema de los chicos malos de Forest Hills, pero sin duda el que más me llega. Una entrada nacida bajo el influjo de la luna de octubre que emergió desde un teclado cuando alcancé la certeza de que ya nadie escucha; de que ese camino hacia la nada que denominamos vida, no es más que una comedia en tres actos repetidos en los que solo se modifica el atrezzo. Un desvarío íntimo que reservamos para el tiempo boreal de las hojas muertas, el mío.



Se lo regalo en la versión original (siento la imagen fija pero es lo único que conseguí por la red) y en la de Shooter Jennings, un precioso cover con cierto aroma country que a sus muchas virtudes musicales, añade uno de esos videoclips narrativos ante los que se vuelve imposible la indiferencia.


Shooter Jennings "She Talks To Rainbows" (2014) from Blake Judd on Vimeo.

Espero que ambas resulten de su agrado. Feliz #VDLN, feliz semana. Hasta la próxima con mis mejores deseos de salud y libertad.

Para ver las reglas y las canciones propuestas por el resto de participantes en este juego de blogs, pulse el botón. 




Comentarios

  1. Precioso texto y precioso tema, la versión muy acertada también. Esa luna de octubre fue muy productiva. Saludos y Feliz #VDLN!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que ambos resulten de tu agrado. Con retraso, con mucho retraso esta semana, gracias.

      Eliminar
  2. No había escuchado esta canción de los Ramones. Muy buena. Feliz #VDN.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es de las más conocidas. Cuando la publicaron ya no estaban tan de moda. Me alegro que te guste.

      Eliminar
  3. Gran tema, mejor historia la que has contado. Buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rodrigo. Con muchísimo retraso, feliz semana.

      Eliminar
  4. He hecho un esfuerzo por recordar cuando fue la primera vez que escuché a The Ramones, o cómo llegué a ellos... pero no lo he logrado... seguramente esta curiosidad que me caracteriza y la que un día, como al gato, me matará... o tal vez el que nunca me haya gustado lo convencional, y la música que me llega es porque dice "algo" que toca el alma... por lo cual conocía el tema y muy bien... la segunda versión también estupenda debo admitir.

    Un beso y que tu fin de semana sea maravilloso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí me acuerdo de como entré en contacto con Ramones, es de esos momentos que aunque haga un montón de años, no se olvidan. Un beso y feliz lo que queda de semana.

      Eliminar
  5. Es una de esas bandas que aunque conozco, todo el mundo la conoce, pero nunca me dio por escuchar, sera por eso que es mas de mi gusto la ultima versión. Buena semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas que fueron tan populares en su época para el público mayoritario. De hecho no vendían demasiado. Fueron (son) más mito que éxito. Y entre gustos no cabe la opinión.

      Eliminar
  6. Me han gustado ambas, cada estilo tiene su encanto aunque son bien diferentes.
    La historia que nos cuentas me dejó con ganas de más, como todo buen relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque con un enorme retraso en la respuesta (no doy más), gracias por tu comentario. Me alegro que hayan sido de tu agrado.

      Eliminar
  7. No es de mis favoritas, pero ahora, escuchándola mientras leo tu post, la oigo con otras orejas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para eso están los VDLN, para intercambiar experiencias y ver las cosas con ojos ajenos. A veces así, descubrimos nuevos detalles.

      Eliminar
  8. Gran canción y gran letra. Es de esas que tenía olvidadas, hace mucho que no me paraba en Los Ramones. Es increíble lo distintas que me suenan las canciones después de leer tus textos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me sucede un poco como a ti, paso tiempo sin escucharlos, pero siempre de repente, vuelvo. Están marcados en mi historia personal.

      Eliminar
  9. Un yo tengo una relación de amor-odio con el rock, mi tía y mi primo me ponían esa canción de pequeña para que me durmiera jeje. La verdad es que has removido recuerdos olvidados ;) Un abrazo y feliz semana (aunque sea con retraso)

    ResponderEliminar
  10. Mi relación con el rock es de amor apasionado, como salta a la vista. Gracias por el comentario.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo más heterodoxo