John Zorn. El don de mejorar el silencio. #VDLN 96

Seguimos igual. Sin tiempo y con el tiempo fuera de quicio. Al menos por mi tierra nos enfundamos el abrigo por pura obediencia al calendario. Polvo en suspensión en pleno febrero. Y todavía algún genio a sueldo del sistema, negará la evidencia del cambio climático.


La llamamos tecnológica, pero habitamos en la sociedad del ruido. Conectas la telepantalla y se te echan encima media docena de sabios exaltados en plena tertulia. Admiro la amplitud de su conocimiento. Si descabalga un tren, técnicos ferroviarios; si se la pega un avión, ingenieros aeronaúticos. Sieeeeepre gritando, como si la razón resultara proporcional al tono empleado.

Circulas somnoliento hacia el trabajo y algún fernandoalonso asesina tus sueños a media rotonda. Esperas en el semáforo. Otro bobo que se sube al claxon. Lo llevas claro tio. Conduciendo me las apaño, lo de saltar con el coche sobre la furgo de reparto, aún no lo tengo dominado. Activas la radio y un bachiller en la totalidad del saber humano, imparte conferencia sobre tipos de interés y primas de riesgo. A gritos, claro. Lástima de pasión derrochada en un tema tan ecléctico.

De los albañiles del vecino, mejor no hablamos. Deben cobrar por decibelio. Y en esto que al prestigioso intelectual conocido por Ramoncín, lo absuelven en el juicio de la SGAE. Se probaron los hechos, no su autoría. Quizá por preservar medio honestos los iconos de juventud, me alegro. Terrible la reacción del ex-vallecano. Aunque comparto su criterio sobre la injusticia del apresurado veredicto mediático, en su línea: arrogante, chulesco y … a gritos.

De remate el pacto PSOE-Ciudadanos. Exótico el acuerdo, infumable la respuesta de «Los Otros». Ni una verdad sobre el aire, ni un argumento. Un simple juego de estrategia con el poder como objetivo y no como medio. Otro disparate que sumerge en el vacío a los contrincantes. A ver como venden los patriotas lo de anteponer el interés del partido al del Estado; ese que dicen amar por encima de todas las cosas. A ver como explican «los distintos» que primero hablan de sillones y luego ya, si sacamos un rato, charlaremos del proyecto. Cinco horas de reunión para elaborar el índice de unas negociaciones que nunca se produjeron. Todo un modelo de productividad, pagada a huevo y medio... con nuestros cuartos. Joer con los profes. Como en aquella canción de Sabina, ruido, mucho ruido.

Obsesionado quizá por tan agresivo entorno, se me viene a la mente una anciana frase atribuida a Beethoven: «no interrumpas el silencio si no es para mejorarlo». Le hago caso. En este viernes de un febrero que casi se despide, les presento a John Zorn. Un neoyorkino con más de cien discos publicados. Domina todos los palos. Desde el jazz experimental a las bandas sonoras; desde la música de cámara hasta fondos electrónicos para dibujos animados. Desarrolló con los años una peculiar técnica compositiva. Primero crea imágenes, momentos musicales aislados; después los estructura como piezas de un recortable para integrarlos en un todo perfecto. A simple oída se aprecia en Little Bittern. Disfruten.



John Zorn, un personaje atípico. Un hebreo asionista que inspira buena parte de su obra en la tradición judaica; un jazzman que casi se limita a dirigir su banda; un compositor de clásico que interpreta al saxo alto piezas de cámara. El único ser humano capaz de extraer a la vez las mejores notas de las cuerdas de Marc Ribot (qué guitarra la del ex de Tom Waits, Costello, Calamaro o Laurie Anderson), de las percusiones de Cyro Baptista (otro crack, vaya lección en Lilin, el tema que sigue), de la batería de Joey Baron (Filarmónica de Los Angeles, Gillespie, Al Jarreau, Bowie, Carmen McRae...) o de esos teclados mágicos del compositor y multiinstrumentista Jamie Saft (el barbas, para entendernos).

John Zorn, el músico que escucho cuando el objetivo es escuchar; el antónimo del ruido; el creador de los sonidos que obsequio al viento, cuando pretendo competir con el silencio.



Espero que les guste porque regresará pronto a este atormentado confesionario cibernético. Si aman el arte y aunque los temas sean largos, no se pierdan Anulikwutsayl, la última pieza. 



Feliz #VDLN, feliz semana. Salud y libertad.

Para ver las reglas y las canciones propuestas por el resto de participantes en este juego de blogs, pulse el botón.




Comentarios

  1. No le quito su mérito y sus fans a éste tipo de música, pero a mi no me gusta. Me acuerdo una noche que me llevaron a un local para ver/escuchar un concierto de jazz y te puedo decir,lo siento, que fue de las peores noches que he pasado. ES algo que no va en mi, como las Sevillanas, el flamenco y esa música. Pero lo respeto, y por eso, aguanté hasta el final del concierto.
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja. Cosas de gustos. Yo con las sevillanas no aguanto más de diez minutos y con los "exitos" de los 40 principales, como mucho quince. Feliz semana.

      Eliminar
  2. Ya estamos de vuelta esta semana, solo a sido un viernes sin venir, se os echaba de menos pero la semana pasada fue mala para nosotros, Feliz viernes dando la nota!!!!

    Espero que pases muy buen fin de semana,

    ResponderEliminar
  3. Que original! Pues suenan bien! Buena semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste. Original sí que es. Feliz semana

      Eliminar
  4. A mí si me gusto! Y de acuerdo contigo en todo lo dicho!

    ResponderEliminar
  5. Pues también me alegro de que te haya gustado. Feliz semana.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta como has reflejado con tus palabras lo acontecido últimamente. No soy muy experta en este genero musical, pero suena bien!! Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. votad¡ votad¡ ,españoles, que los monigotes del parlamento,seguirán descojonandose de nosotros mientras perecemos de hambre. Por lo demás bonita música . saludos a todos

      Eliminar
    2. Me alegro haber acertado más o menos. Saludos!!!

      Eliminar
  7. Me chifla.. O mejor aún, me rechifla.. Jehe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra... o mejor me realegra que te rechifle. Nos hace falta a todas.

      Eliminar
  8. Ni idea de quienes eran pero me han gustado mucho los tres vídeos, superoriginal el penúltimo con esos ruidos, y el tercer vídeo genial....A mi cada música me parece que tiene algo especial, el hecho de su misma existencia e infinitud es tan genuinamente humano, que me lleva a perderme, pero si que tengo que reconocer que como tú los 40 precisamente me desmotivan mu pronto....
    Oye Rafa a ti quizás te guste Tsar Bomb ( un grupo de mi tierra, malagueño) de metal mu metal que tb me gusta, pero acaba inquietándome pronto...como las pelis de miedo jejeje.
    Te dejo un enlace por si no los conoces.

    https://www.youtube.com/watch?v=mdyN5AMWJH8

    Buena semanita, aunque no promete mucho entre el gobierno y el terremoto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues he escuchado a tus paisanos y aunque quizá porque me encuentro lacio, resultan un poco brutos, la verdad es que suenan muy bien. No los conocía. Gracias Marysol.

      Eliminar
  9. Increíble John Zorn, ha estado varias veces en el Festival de Jazz de San Sebastián (mi ciudad) pero no he tenido la oportunidad de verle en directo. Me encanta tu VDLN! Buen día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en una de esas estuve yo. No hay mejor sitio para escucharlo. Me alegro que compartamos gusto.
      PDT: tu ciudad, por la que voy con cierta frecuencia (ahora un poco menos), una pasada. Un poco carilla, pero preciosa.

      Eliminar

Publicar un comentario

Lo más heterodoxo