Sueños.


De niño sueñas
con alcanzar el grado de mayor.
De adolescente
con la profesora de lengua.
De joven
con un descapotable hortera
diez botellas de alcohol
y con alguna tía que esté muy buena.
De menos joven
con dos niños que no den mucha guerra
un trabajo aburrido
y un chalet con charca en las afueras.
Al conquistar la madurez
despiertas.
Solo anhelas algo (o alguien)
con quien huir para siempre de los sueños.

Comentarios

  1. Uffffff... cuánta verdad en pocas líneas!

    Un beso y buen inicio de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AL menos, mi verdad. Gracias por comentar (y por leer). Besos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias a ti por leer y comentar. Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Lo más heterodoxo