Brian Ferry. My Only Love. #VDLN 150.

Se hallaron sin buscarse. Cualquier lugar de una ciudad cualquiera, en pleno delirio de los primeros ochenta. Unas copas, decenas de cigarrillos y quizá hasta algo más fuerte; cosas de la época. Ella iba de artista postmoderna, aunque eludiendo por coquetería aquellos horribles cardados que lanzó al estrellato la llorada Paloma Chamorro; él, de negro impecable, a juego con su estudiado personaje de postpunk instruido. Charlaron de música... porque de algo había que hablar para encontrarse.


– Lo mío es Bauhaus, son totales.

No me vaciles, colega. Con un flequillo de treinta centímetros y esa camisa amplia a lo Brian Ferry, seguro que te mola Roxy Music. Tienes un poco pinta de pardillo, pero te delata la forma de expresarte. A mí me encanta, es la hostia, y solo admito basca que coincida en ese criterio. Paso de enrollarme con imbéciles, me gustan los tíos con clase. No creo que actúen en este país de mierda ahora que se divorcian para siempre. Si te hace, arrimamos pasta y movemos el culo a donde toquen…

... Madrid, verano de dos mil catorce. Un tipo en plena madurez se adentra en La Riviera con singular gesto de despiste. De negro impoluto, por momentos parece alejarse de la compañía, a la captura quizá de esa soledad que se vuelve imprescindible para soportar multitudes. Sobre el escenario, la elegancia convertida en notas atemporales. Otra vez, quizá la última, que coincide con el genio de Sunderland. Distanciados por la edad en casi dos décadas, cada cual a su modo empiezan a percibirse mayores. Pero a quién le importan los años, cuando entre ambos evocan el recuerdo permanente de Aquella canción de Roxy (La Mode).
 
A veces me pregunto
más de lo que las palabras pueden decir.
El cielo sabe que es bastante difícil rezar.
Déjame decirte algo: hay un cambio en mí.
Incluso ahora que te has ido, siempre estarás.
Mi único amor
¿Parece tan divertido que un tonto llore?
¿Sabes el significado de la despedida?
Hay un río que fluye entre los sauces.
Cuando necesites conocerlo, acuérdate de mí.
Mi único amor.
Déjame decirte algo
más de lo que las palabras pueden decir.
Pero son todo lo que tengo, no hay otra manera.
Hay un río que fluye entre los sauces.
Cuando te encuentres allí, acuérdate de mí.
Mi único amor



Aunque su completa comprensión escape a quienes no vivieron esos tiempos difíciles, hay que ver lo que inventamos tras ciento cincuenta ediciones, cuando ya no sabemos qué escribir los viernes. Nos salva una interpretación para la que se siente escaso cualquier calificativo. Por voz, por teclados, por coros, por partitura y por un duelo de guitarras entre Phil Manzanera Oliver Thompson, en el que solo el oyente obtiene el premio de la victoria. La técnica exquisita del consagrado, frente a la indómita emoción del aspirante con talento; las dos al servicio de ese toque de clase característico del espíritu eterno de Roxy Music. Pese a mi natural aversión hacia la cultura anglosajona, un trozo con esmoquin de la mejor historia de la música popular. Espero que les guste.

Feliz #VDLN, feliz semana. Salud y libertad.


Para ver las reglas y las canciones propuestas por el resto de participantes en este juego de blogs, pulse el botón





Comentarios

  1. Impresionantes Brian y tú. Los dos. Deseando leer esa novela que tanto se hace esperar. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Muy objetiva creo que no eres.En cuanto a la novela, falta. Está escrita pero ya sabes como soy corrigiendo. Un beso.

      Eliminar
  2. Preciosa música y precioso modo de retratar una época y de retratarte tú. Me equivoco? Un beso grandote.
    Sara Sinmás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que escribir, como toda actividad creativa, es un modo de retratarse. La pregunta es: ¿salgo bien en la foto? Ja,ja,ja. Muchas gracias Sara, un beso.

      Eliminar
  3. Buena la música y también la prosa.

    Felíz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gusten. Gracias por comentar y por el comentario. Feliz semana.

      Eliminar
  4. como la música no la puedo oír , también digo:buena prosa. Y cuidado con los idus de marzo. Fuerte abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pierdes lo mejor. Los idus de marzo, allá por el día quince, tienen su aquel. Andaremos con ojo. Gracias por comentar. Un abrazo y feliz semana

      Eliminar
  5. Muy elegante.
    Feliz viernes, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la palabra exacta que define la música de Brian. Feliz semana.

      Eliminar
  6. Fabuloso, Roxy Music es intemporal, la letra es muy poética. Gracias por la elección y por los enlaces, que complementan lo que escribes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy de tu misma opinión. Gracias por el comentario. Feliz semana.

      Eliminar
  7. Los románticos siempre son nuevos porque deben de ser los únicos que todavía creen en el amor.

    Feliz #VDLN

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno el post y muy buena la canción, como ya han dicho por aquí, es intemporal... Feliz semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Me alegro que te gusten. Feliz semana.

      Eliminar
  9. A mí me has conquistado con la primera frase... La canción ya es un plus. Bravo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los que saben de escribir, dicen que lo más difícil siempre es la primera frase. Gracias por comentar y por el comentario. Feliz semana.

      Eliminar
  10. ¡Wow! Las guitarras me han transportado a otro mundo. Llego un poco tarde, pero te deseo una feliz semana :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, impresionantes ambas. Feliz lo que queda de semana.

      Eliminar
  11. que chula la canción!! no la conocía!! muchas gracias por mostrarnos maravillas como esta!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo más heterodoxo